Poliedros

Poliedros
Son figuras geométricas que tienen múltiples lados armoniosamente configuradas como lo es el cubo, el rombo, el dodecaedro, etc.

El cuerpo humano posee un campo electromagnético que lo rodea: las auras y los centros de energía: chakras. Más aun, cada órgano, cada célula tiene su campo de energía que vibra de una manera específica. Este campo se ha llamado también cuerpo bioplasmatico.

Los poliedros colocados en ciertos órganos y en los chakras siguiendo un protocolo rigurosamente estudiado y comprobado, rodea la energía de esos órganos y de esos chakras y por ende de todo el organismo. Combinando este tratamiento con la Homeopatía que también forma parte de la Medicina Vibracional, resulta ser una poderosa terapéutica para las enfermedades más destructivas o aquellas en la que la medicina convencional se ve a veces, limitada en su terapéutica.

Dodecaedro: es una figura formada por 12 pentágonos armoniosamente colocados. Se relaciona con el yin y el alma y tiene una íntima relación con el corazón y todo el sistema circulatorio y los trastornos que ahí se producen. Pero también tiene relación con el cáncer en el cual el amor esta lastimado.

Icosaedro: polígono regular formado por estructuras triangulares. Posee 20 caras. Tiene que ver con el agua por tanto con las emociones. El agua fluye por nuestro cuerpo como las emociones, convirtiéndose en vertientes ríos apacibles o fuertes corrientes, da movimiento, la energía, la fuerza. Es el cuerpo emocional. Este al contrario del dodecaedro es el yang por lo tanto se complementan estas dos figuras.

Octaedro: representa el elemento aire, es lo que movilizamos; es el aspecto masculino; en el esoterismo es el cuerpo etéreo: red invisible que contiene todo. Es el intersticio que rodea a la célula, la nutre y recibe sus derechos para ser eliminados. En la medicina china es el yang. Para los orientales es brama, donde está la presencia de todo. Si se trata de un octaedro compuesto lleva información del intersticio a la célula, saca energía del cuerpo etéreo y lo lleva al físico.

Tetraedro: es una pirámide, tiene cuatro caras triangulares, por ser armónico entre si, puede darle direccionalidad a la energía hacia arriba, abajo o a los lados. Este se relaciona con el fuego y el plano mental. La figura cierra la información cuando realizamos la terapia.
Doctor
CÉSAR AUGUSTO MONSALVE RIVERA
La antención en medicina biológica, debe ser una evaluación integral, mente, cuerpo, espíritu, evaluando al paciente desde su entorno familiar, laboral, social y físico...